• Construye un espacio de juego para perros. Marca el espacio con una cerca de madera o hierro, bloques de cemento o piedras. La idea no es recluir a tu perro a esa área, sino sólo delinearla. Coloca tierra y tal vez un poco de arena y cubre el área con hojas, madera, corteza de árbol, o algún otro tipo de mantillo. Para estimular a tu perro a usar su nueva área de juego, asegúrate
Noticias